Gerardo Pelusso


SILVIA PÉREZ

Cansado de andar un buen tiempo "como gitano", el técnico de Nacional se siente feliz de estar cerca de sus hijos, que el martes integraron la hinchada tricolor en el Monumental. En diálogo con Ovación antes de dejar Buenos Aires, dijo que el ambiente en Los Céspedes es maravilloso y se ilusionó con el futuro de su equipo en la Copa. "Después de pasar esta fase es de ida y vuelta y depende de lo que toque. Podés jugar muy bien y quedar eliminado. Es un campeonato traicionero en ese sentido, pero de repente cuando querés acordar estás en la final".

- ¿Pudo dormir enseguida después de un partido tan intenso como el del martes?

- No enseguida, pero dormí bien. Había sido un día muy largo y, además, me fui a dormir tranquilo por el partido. Porque el encuentro con River era una prueba, una prueba importante. Por todo el ambiente previo, por el rival del que se trataba, por lo que se jugaba River Plate y por la gente que había, y el equipo respondió muy bien. Por eso creo que todos nos fuimos a dormir muy tranquilos.

- ¿El partido se dio como lo había planificado?

- No, porque yo había planificado para ganarlo. Je. Uno siempre planifica y sueña lo mejor. Creo que se dio de acuerdo a lo que todos nosotros habíamos previsto, porque esto no es sólo una planificación del entrenador, conocimiento y seguimiento de los rivales tenemos todos. Los jugadores ven fútbol argentino todos los domingos. Teníamos un conocimiento pleno de River y la planificación la elaboramos entre todos. En realidad, era muy fácil de programar porque River tiene un juego muy previsible, centralizado, con el ataque basado siempre en el triángulo entre Gallardo, Fabbiani y Falcao.

- Además de marcarlos había que atacarlos, aprovechando que atrás tienen problemas.

- Sí, había que encontrar los espacios para hacerlo. Y en los dos partidos, tanto en Montevideo como en este último, se vio más o menos lo mismo. Nos costó un poco agarrarle la mano al partido, neutralizarlos primero para ir a atacarlos después. Esta vez lo único que nos faltó fue el gol.

- Los dos tuvieron posibilidades, sino basta con pensar en esas cuatro seguidas de River en el primer tiempo; pero por el dominio final de su equipo, ¿cree que perdieron dos puntos?

- Creo que el empate fue muy bueno porque nos deja prácticamente clasificados y por la forma en que se logró. Imponiendo nuestro juego y mandando en la cancha en los últimos 20 minutos podíamos haberlo ganado.

- Sorprendió poniendo a Mauricio Pereyra y le dio resultado porque rindió muy bien.

- Era el sustituto para el "Flaco" Fernández y Lodeiro. Se lo ha ganado por sus condiciones y por el crecimiento que ha tenido y que le vemos día a día. Además, sabíamos que tiene clase y que no le iba pesar.

- El problema es que ahora los hinchas se preguntan por qué no lo incluye en el torneo local.

- Sí lo más probable es que el domingo reciba algún insulto por eso. Je. Si jugó anoche y lo hizo bien puede jugar en cualquier momento.

- Supongo que lo de la gente en la tribuna debe haber sido muy importante para ustedes.

- Sí, cuando íbamos para el estadio pasamos por donde estaban todos los buses que habían llegado de Uruguay y era impresionante. Creo que hay que revolver bastante para atrás para encontrar a un equipo que haya llevado tanta gente. Para que la fiesta fuera completa solo faltó que hiciéramos el gol ahí, en esa tribuna, y casi se nos da.

- ¿Se siente bien en Nacional? Hay quien dice que si no sale campeón uruguayo lo echan y si sale se va. ¿Es así?

- Cuando uno es una figura pública está expuesto a esos comentarios. En Nacional estoy trabajando muy cómodo porque con las dos personas que tengo trato más directo, el presidente Alarcón y el gerente Enríquez, tengo una gran relación. Las cosas están claritas entre nosotros. Obvio que en un equipo como Nacional las presiones son grandes y hay que ganar todos los domingos, pero estoy bárbaro.


Ovación digital





CALIFICA: 
|
Image Hosted by ImageShack.us

Ingrese su dirección de email:

Delivered by FeedBurner

Image Hosted by ImageShack.us