GIGANTE DEL FUTBOL SALA...

Posted by Publicadas por NINO

LA LIGA ES NACIONAL

El gran dominador de los últimos quince años a nivel local a restaurado su reinado en las dos anteriores temporadas, donde además de ser campeón, tan solo ha perdido un partido en el útimo año y medio. El Club Nacional de Football se constituyó nuevamente en el 2008 y 2009 como el mejor de nuestro medio de manera indiscutida, y más allá de las virtudes propias de la institución del Parque, la pregunta va dirigida a ¿Porqué no ha encontrado rivales que le hagan peligrar su trono? Una sola caída decíamos en este último tiempo, fue aquel clásico que halló a Peñarol en un gran partido y a los tricolores sin respuesta alguna ante la enorme defensa aurinegra. Luego, ha tenido que pagar algunos peajes caros en esta marcha triunfal pero ha salido airoso. Encuentros contra Banco República o Juventud donde no hubo ganadores, e incluso los memorables choques que solía mantener con Victoria, donde salvo la final del Apertura '08 nunca pudo superar al equipo rojo. Salvo el caso del club de Jacinto Vera, donde florecía una gigantesca rivalidad, a Nacional siempre lo complicaron en materia de resultados, los equipos donde habia individualidades importantes y que brillaron frente al bolso. Lo fue Custodio, Blankleider en Juventud; Daguerre, Giménez en Banco; Catardo en el clásico; y si nos vamos más atrás, Mincho, Henrí, Baltasar, en Río Branco versión 2007, el último que le arrebató el título. Común denominador que se decanta en: sino existieron figuras que descollaron frente a Nacional, los de Sánchez, equipo por equipo, a la larga son más que el resto. Podemos hablar de lo que todos conocen y se ha repetido y elogiado, la preparación y planificación que lo transforman en un plantel semiprofesional practicamente. La disponibilidad de una plantilla de primer nivel, con jugadores de calidad y temple, que se renueva año a año desde afuera y desde las propias inferiores. El esquema y el sello que le implica un técnico que hace tiempo comanda con éxito al primer equipo. Todo eso, más el peso que implica la camiseta de Nacional, lo han llevado a ser el monarca al que todos quieren bajar pero actualmente parece difícil. Lo interesante quizás sea mirar entonces, lo que ofrecen el resto de los clubes de la liga para tratar de voltear al gigante. ¿Quién, en definitiva, planifica una temporada para "salir campeón" y no para "ir viendo, hasta toparse con Nacional"... ? En cuanto al juego en sí, el match donde Peñarol goleó en el Apertura, terminó de confirmar una realidad que es evidente, pero que nadie se anima a afrontar. El tricolor está tan acostumbado a enfrentar a rivales que lo esperan metidos atrás, ultra preocupados por cerrar el arco y no pasar vergüenza, disponiendo de todo el tiempo, cancha y pelota a su merced... que si un día sale un rival a ahogarlo, a asfixiarlo, a incomodarlo en ese control permanente del juego que por lo general impone, sin dudas, no va a tener el mismo funcionamiento que de costumbre y (aceptando que es un riesgo) puede afectar sus resultados. Es cierto, afrontar cuarenta minutos así ante el campeón parece cuestión para muy pocos equipos, que deben rendir en altos niveles técnicos y físicos. La realidad, muestra entonces, un pleno dominio del bolso en la gran mayoría de los juegos, donde este año le agregó el plus, que pese a no liquidar el partido en el score, siempre tenía la plena convicción de que lo lograría, y eso se trasmitía hacia afuera. No hemos podido encontrar cuadros que presenten el equilibrio tal para hacerse dueño de los partidos ante el albo. Esa fortaleza mental que en base a su historia ganadora tiene el team de Gustavo Sánchez, y que tanto pesa a la hora de las definiciones. Creemos que se han logrado constituir equipos de más que comprobadas valías en los atributos que mecionamos anteriormente (talento, velocidad, aplicación) pero lo que más ha costado ver es equipos equilibrados desde lo emocional. No carentes de personalidad, sino que mantengan esa disciplina durante todo el trámite, que no le haga cobrar tajetas tontas, que no se vea al típico jugador que ingresa "exaltado" para demostrar frente a Nacional, y termina quemando los papeles. En eso también hay diferencias. Por eso, se ha dado una monotonía que sinceramente aburre en varios momentos de la temporada (más todavía en la pasada) al percibir esa sensación de que la competencia siempre va a arrojar el mismo ganador al final.
El resto de las instituciones se arman a principio de año para terminar en lo más alto del podio como todas. Luego, errores y flaquezas económicas terminan desmoronando proyectos. Los que pueden seguir un libreto, ya no deberán sólo ocuparse de lo suyo y preprarar un equipo para jugar de tal o cual manera, y llegar lo más lejos posible en el campeonato. Tendrán que hacer todo eso, y encima, aprontar el partido con Nacional desde mucho antes. ¿Animarse a cambiar su estilo tan sólo esperando ese partido? ¿Sorprender en el turno que les toque ante el bolso con algo que nunca mostraron? Lo que sea. Algo distinto. Algo novedoso. De lo contrario, la incertidumbre seguirá muriendo mucho antes que los torneos... y con un final anunciado.

EL SHOW DEL FUTBOL SALA




CALIFICA: 
Image Hosted by ImageShack.us

Ingrese su dirección de email:

Delivered by FeedBurner

Image Hosted by ImageShack.us